Las claves del rendimiento deportivo

0

Tanto en el fútbol como en el resto disciplinas, los deportistas se esfuerzan por conseguir que su rendimiento sea máximo. ¿Pero a qué nos referimos exactamente con el término rendimiento deportivo?

Para definirlo de forma general, se trata de la optimización de la relación que hay entre las capacidades físicas y mentales del deportista con el deporte que practica. En otras palabras, dar lo mejor de uno mismo.

Estas capacidades, a su vez, se dividen en cuatro categorías: la técnica, la táctica, la preparación física y la preparación psicológica.

Podemos ver con mayor claridad lo que significa trabajar para mejorar el rendimiento, y en especial tratar cada una de las categorías anteriores, en los deportistas de élite.

Los futbolistas de los primeros equipos, por ejemplo, se preparan con diferentes técnicos especializados, como pueden ser el preparador físico, el entrenador o el psicólogo, para conseguir el equilibro ideal y rendir al máximo.

Táctica y técnica

En primer lugar, la táctica y la técnica son dos aspectos que todos los deportes requieren y que pasa por adquirir las habilidades específicas para la disciplina que practicamos y saber hacer un buen planteamiento del juego.

A parte de la estrategia inicial, se tienen que prever también las situaciones inesperadas que puedan ir surgiendo.

En el caso del fútbol, habrá que replantearse la táctica e ir adaptándose a lo largo del partido: al recibir un gol, después de la expulsión de un jugador, de un contraataque del adversario, etc.

preparacion fisica futbolPreparación física

En segundo lugar, está la preparación física. Esta comprende los entrenamientos, en los que se madura a nivel deportivo mejorando capacidades como la fuerza y la rapidez, pero también la estrategia, la táctica y el trabajo en equipo.

Las diferencias entre jugadores de un mismo equipo son naturales, es por eso que un buen técnico tendrá que equilibrar la balanza jugando con los puntos fuertes y débiles de cada deportista para crear un equipo ganador.

En cuanto a recomendaciones para mejorar el rendimiento físico, llevar un estilo de vida sano va a ayudarnos a evitar lesiones y a recuperarnos de los entrenamientos con mayor rapidez. Una alimentación equilibrada y un buen patrón de sueño son la base de un deportista que rinde.

Para ello también vamos a necesitar un equipamiento adecuado con ropa y complementos deportivos que nos faciliten la práctica. Esto no tiene por qué implicar tener que invertir mucho dinero en ello, ya que actualmente existen ofertas de segunda mano muy interesantes.

Preparación psicológica

En último lugar, abordamos el rendimiento deportivo en relación con la parte psicológica. Una buena gestión de las emociones es fundamental para dar lo máximo de nosotros tanto fuera como dentro del terreno de juego.

El compromiso con uno mismo y la disciplina para mejorar día a día es algo que también se puede entrenar, y precisamente a ello se dedican los coachs deportivos.

En el caso de los deportistas de élite, estos profesionales también se encargan de enseñar a lidiar con la presión y el estrés propios de las competiciones de alto nivel.

En definitiva, pues, conseguir un equilibro entre los distintos aspectos mencionados que conlleva el rendimiento deportivo es la clave para superarnos y seguir creciendo como atletas.

Dejar respuesta